Al afirmar que a nadie conviene que se menoscabe o debilite a las instituciones armadas, el titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, exhortó al Ejército y la Marina a que el respeto a los derechos humanos y el cumplimiento de la ley sean los dos pilares que apuntalen sus actividades.

En la firma de un convenio de colaboración entre la CNDH y la Secretaría de Marina,  González Pérez señaló que ” las tareas de combate a la inseguridad y a las actividades del crimen organizado no son incompatibles al respeto de los derechos humanos, el prevenir que en el desarrollo de estas tareas se presenten violaciones a los derechos fundamentales adquieren particular relevancia, pues los costos que en la opinión pública y frente a la sociedad tienen estos hechos son muy grandes”.

Acompañado del titular de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, señaló que “los miembros de las fuerzas armadas son y deben seguir siendo baluarte y símbolo de profesionalismo, integridad, servicio y respeto a la ley”. De ahí, la importancia que las eventuales violaciones a los derechos humanos sean debidamente investigadas y sancionadas.