En México 2.5 millones de niños, niñas y adolescentes trabajan, de los cuales el 60 por ciento se desarrolla en el ámbito familiar y un 40 por ciento en empresas.

De ahí, la urgencia de mejorar las condiciones de la familia que se ve en la necesidad de incluir a sus hijos en el trabajo, así lo dijo Thomas Wissing, representante de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en México y Cuba, en la conmemoración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

“Yo creo que es importante que encontremos ya, una alternativa al trabajo infantil, no una alternativa de discurso, sino una alternativa real que empiece en las comunidades con programas de educación, con programas de salud y sobre todo con programas que generen trabajo decente para los padres, porque si los padres tienen un ingreso bueno, no se les va a ocurrir llevar a sus hijos a trabajar con ellos”, destacó

Señaló que en la Ciudad de México, de los 85 mil menores y adolescentes que trabajan, que representa el 5 por ciento de la población total de niños, el 35 por ciento no asiste a la escuela.

En este día, el lema de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo es Eliminar el Trabajo Infantil, en las cadenas de producción. En el mundo, indicó, hay 168 millones de niños, niñas y adolescentes de entre 5 y 17 años de edad que trabajan.