Por cumplir con los requerimientos de Profepa, 59 verificentros de 67 operan ya con normalidad en la Ciudad de México, informó la Secretaría del Medio Ambiente capitalina.

Sin embargo, dos centros en Calzada del Hueso y en Lomas de Sotelo, no pueden realizar prueba dinámica, aunque sí están disponibles para efectuar pruebas estáticas y con OBD II.

El resto, es decir, dos verificentros están clausurados por la Dirección General de Vigilancia Ambiental de la Secretaría y seis por la PROFEPA.

Pese a las clausuras, suspensiones y cierres, del viernes 1 al miércoles 13 de julio se han hecho más de 32 mil verificaciones y se han otorgado más de dos mil hologramas “Doble Cero”; 14 mil “Cero”; cuatro mil hologramas “Uno”, y 687 hologramas “Dos”.

También se han rechazado 10 mil 669 vehículos por no cumplir con los lineamientos establecidos por la Norma.