Se terminaron las vacaciones y con ello  los paseos interminables, levantarse tarde, los días enteros en pijama viendo películas y las horas sin responsabilidades de estudio.

Para que el regreso a clases no sea pesado y pueda ser un lindo recuerdo para los niños te dejamos algunas recomendaciones:

  • Procura limitar la cantidad de horas que pasan tus hijos frente al televisor o a la computadora, esto ayudará a que no sea un cambio brusco de rutina.
  • Comienza a acostumbrar a tus hijos a levantarse temprano para acostumbrarlos al horario y descansen lo suficiente.
  • Compra los útiles escolares lo más pronto posible, ya que cabe la posibilidad de que no haya suficiente material en las tiendas si vas en último momento.
  • Transmite pensamientos positivos y optimistas a tus hijos sobre la vuelta a clases,  lo verán como una posibilidad de ver antiguos  compañeros, hacer más amigos y aprender cosas nuevas.
  • Establecer reglas previas sobre su comportamiento además de los deberes para la escuela, los ayudará a organizarse y a no estresarse.

No olvides tener una buena comunicación con tus hijos para considerar sus preocupaciones y que su regreso a las aulas sea una buena experiencia y lograr que tengan una visión positiva del estudio.

Carolina Lemus