Este domingo concluyó la Feria Consume Local CDMX, que se realizó en el Zócalo capitalino.

Durante una semana asistieron 400 mil personas y participaron más de 600 productores, artesanos y curanderos, así como bandas musicales de pueblos originarios y grupos de ballet, todos ellos de la Ciudad de México.

El objetivo de la feria fue ofertar a precios bajos, diversos productos, alimentos, artesanías y servicios de la medicina tradicional, de los comerciantes de la zona rural de la capital.

A cambio los vendedores lograron incrementar sus ventas entre un 60% y 100%.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades, la feria ofreció alimentos elaborados a base de amaranto, nopal, miel, hongos, maíz criollo, olivo y elote, entre otros.

También se ofertaron mermeladas, conservas, granolas, chocolates y pinoles; licores de sabores; productos lácteos; carne de conejo; diversos tipos de mole, plantas ornamentales y pavo fresco, entre otros alimentos.

Además, los visitantes a la Feria participaron en talleres como la elaboración de papalotes, cómo cultivar una lechuga, cuidado y manejo de plantas, herbolaria y sus beneficios; elaboración de cosméticos a base de plantas medicinales, jabones reductivos y productos de amaranto.

Entre las artesanías se encontraron objetos elaborados en alfarería, cartonería, cerámica, vitrales, talabartería, bordados, textiles, artículos de plata, barro, papel china, entre otros.