La industria nacional sigue reportando números rojos tras los bloqueos en carreteras, vías ferroviarias y demás líneas de comunicación en Michoacán por parte de la CNTE.

En un reporte emitido por la Confederación de Cámaras Industriales ( Concamin) se detalla que la industria de lácteos reporta afectaciones por hasta 300 millones de pesos, el sector acerero, el impacto rebasa los 700 millones de pesos, la industria cementera estima la afectación general para sus socios en alrededor de 800 mil pesos diarios, mientras que los fabricantes de refrescos y bebidas carbonatadas estiman una pérdida superior a 140 millones de pesos.

Mientras que los problemas por los paros y bloqueos durante 21 días se encuentran desabasto de bienes de consumo pertenecientes a la canasta básica, retraso en los tiempos de entrega, con sus respectivas penalizaciones, miles de horas de trabajo perdidas, resultando en la desocupación de la población, impactando su ingreso económico diario.

Asimismo la imposibilidad de recibir y enviar bienes de importación y exportación, dañando la estabilidad y percepción del ambiente de negocios y productividad del país, problemas por sobrecostos logísticos y demoras para movilizar la carga.

El cierre de empresas de contacto primario con los consumidores (restaurantes, tortillerías, panaderías, etc.), algunas de ellas importantes fuentes de empleo, ingresos y aportación al Producto Interno Bruto de las entidades afectadas.

Ante esto la Concamin que encabeza Manuel Herrera Vega, hizo un llamado a las autoridades a no permitir más bloqueos en las vías de comunicación estatales y federales, así como garantizar el Estado de Derecho y la seguridad jurídica, pues son diversas Cámaras y Asociaciones representantes de actividades productivas las que reportan graves pérdidas en sus líneas de producción.