Debido a la fuerte presión económica por la que atraviesan miles de familias en el país, los préstamos en casas de empeño han aumentado entre 10 y 15 por ciento, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Empresas Prendarias ( Amespre).

Y es que a decir de Roberto Alor, director general de Prendamex, la volatilidad que se vive a nivel internacional en materia económica, el aumento en el precio del dólar y factores internos, como el que la economía nacional no crece al ritmo que se estimaba, ha obligado a las personas a no poder pagar sus tarjetas de crédito, por lo que se han visto obligadas a recurrir al empeño, sobre todo ahora que se acerca el regreso a clases.

En conferencia, el directivo de la casa de empeño, agregó que la situación económica en el país, no se ve del todo positiva, por lo que la gente acude a empreñar sus prendas cuyo promedio de préstamo es de entre 1196 a 1213 pesos.

Agregó que las personas que acuden a pedir financiamiento de este tipo la mayoría son amas de casa pero ahora también personas que no tienen un empleo fijo, comerciantes en pequeño, personas que no tienen acceso a un banco, entre otros.

Explicó que las casas de empeño prestan alrededor de 30 mil millones de pesos al año y en lo que va de este año, Prendamex ha otorgado financiamiento de 200 millones de pesos y para este regreso a clases 40 millones de pesos adicionales.