Después de devorar lentamente a un compañero de tanque, el tiburón tigre de arena se la pasó nadando alrededor del acuario con una cola colgando boca.

El tiburón más grande del acuario de Corea del Sur ha comido lentamente un tiburón pequeño en un aparente “guerra territorial”.