La mascota Sam el perro fue la afortunada en ser enviada al espacio en un globo de helio equipado con una càmara GoPro y equipo GPS.
El lanzamiento se hizo en una hotel como parte de un proyecto educativo de ciencia en el que participaron niños de la primaria de la comunidad de la bahía de Morecambe, Inglaterra.