Un bebé sonríe de alegría al ver a su madre por primera vez en su vida después de recibir nuevos lentes.

Este nene sufre de un trastorno poco común llamado albinismo oculocutáneo (OCA) por sus siglas en inglés.