Lo nuevo en materia de fails noticiosos se inaugura con un meteorólogo que grita en vivo, asustado por una araña.

En un noticiero en vivo, miles son los imprevistos que pueden hacer que un periodista o, en este caso, un presentador del clima, terminen diciendo o haciendo cosas inesperadas frente a millones de espectadores.