Las altas temperaturas en Volgogrado, Rusia, no permiten que el asfalto nuevo se termine de solidificar lo que ocasiona que muchas personas pierdan zapatos, carreolas ya que se quedan pegadas al suelo.