Las jóvenes enfurecidas lanzan comida y bebidas al personal del restaurante de comida rápida hasta que los empleados empiezan a defenderse tirándoles cosas. Finalmente, las dos mujeres fueron detenidas.