Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y estudiantes de la Escuela de Medicina de Harvard, crearon el proyecto “DermalAbyss” que es un tatuaje que cambia de color cuando hay variaciones en el pH y glucosa de quienes lo portan.

La tinta del tatuaje esta hecho a base de un líquido con biosensores integrados que convierte la piel en una especie de pantalla interactiva donde el color que muestra el tatuaje, mide los parámetros del torrente sanguíneo y ayudaría a determinar el estado de salud de las personas.

El DermalAbyss puede funcionar como un sensor que ayudaría a comprobar los niveles de azúcar en sangre de un diabético, ya que solo necesitaría mirar el color que presenta el dibujo en su piel, el cual cambia de color azul al marrón a medida que los niveles de glucosa aumenmten.

También, al cambiar los niveles de pH de una persona, el tatuaje puede evolucionar del color rosa al morado, incluso puede cambiar a verde fluorescente cuando la radiación ultravioleta aumente y esto demostraría que aumentaron los niveles de sodio en sangre.

De acuerdo con los especialistas detectar a simple vista la alteración de estos parámetros ayudaría a detectar si una persona es más propensa a sufrir enfermedades crónicas como diabetes, obesidad o migrañas.

Por el momento el proyecto DermalAbyss está en fase experimental y sólo se ha probado en piel de cerdo.