Michael Delaney es un joven estadounidense descubrió un nido de serpientes en un viaje a Australia.

Colocó su cámara GoPro en un palo selfie y la fue acercando a los reptiles que reaccionaron de una forma no muy amable. Intuyendo que ese objeto extraño era una amenaza comenzaron a atacar varias veces hasta que ésta cayó dentro del nido.