Por las calles se puede ver a un moderno aladdin montado en su alfombra voladora.

Es todo un suceso.