Scott Mitchell, un exitoso hombre de negocios y CEO de la empresa Simply Organic, enfrenta un pleito legal con la que fuera su novia por dos años y quien ahora lo acusa de maltrato.

La supuesta víctima se llama Mary Hunt, a quien le ha salido el tiro por la culata, pues tras denunciar a su ex, este sacó a la luz el motivo de la ruptura y ahora, enfrenta una demanda por 4 millones de dólares.

Mary llevaba un tiempo robando joyas y dinero en efectivo de la casa de su prometido, motivo por el cual Scott tomó la decisión de colocar cámaras de seguridad.

Cuando la adolorida novia lo denunció, acusándolo de agresión física, él saco a la luz los videos que la evidencían golpeándose a sí misma, además la demando por robo y a sus padres por ayudarla a ocultar 147 anillos de oro y más de 170 diamantes, valuados en un total de 2 millones de dólares, mismos que la mujer tomó de su casa.

Al principio, Mary negó todos los cargos, Sin embargo, terminó por reconocer haber tomado algunos objetos, justificando haberlo hecho mientras se encontraba en estado de ebriedad.

  • Uriel

    Y claro, obviamente se necesitan estas pruebas porque las mujeres llevan ventaja en estos casos.

    Lo realmente sorprendente es como, una mujer fuera de quicio, hace cosas tan ridículas para voltear la verdad, que tristeza.