En el Ajusco se localiza el volcán Xitle que hace varios miles de años hizo erupción, provocando la formación del sitio que hoy conocemos como Pedregal de San Ángel, así como la desaparición del sitio arqueológico de Cuicuilco.

La formación de estos tubos se debe a la lava del volcán Xitle. Durante el recorrido del magma al contacto con el aire se crearon burbujas que ya fría sirve como soporte a otras corrientes de lava que habrían de solidificarse por encima para formar estos tubos.

Son pasajes largos de hace miles de años, prueba de la fuerza de la naturaleza y de la tierra viva. La zona cuenta con gran actividad, de ahí vienen las aguas termales del Peñón de los Baños, el pedregal.

Ubicación: Calle Antiguo Camino a Xitle, Santo Tomás Ajusco, Tlalpan,, 14450 México, D.F

Horario: Visitas guiadas de 9:00 a 17:00 horas.

Costo: Alrededor de 500 pesos por persona