De qué invento no sabemos su autor porque aquello para lo que fue creado impidió que lo supiéramos?

El hidrante para incendios. Inventado en 1801, la patente desapareció durante un… incendio.