En las viejas haciendas existe un elemento que se puede comparar con algo que la gente no puede dejar de hacer ¿De qué estamos hablando?

R: Con la adicción al tabaco, las grandes azucareras tenían sus chimeneas llamadas chacuacos, como se les conoce a los fumadores