Una de las frases más utilizadas fue inspirada por el enojo de un pintor hacia una opinión no pedida. Cuál?

R: ‘Zapatero a tus zapatos’, dijo el Greco a un zapatero cuya opinión pidió para pintar calzado en El Entierro del Conde de Orgaz.