¿Qué delito muy común en nuestros días tiene origen, se supone, en una cárcel española?

R: Robo de identidad. En el siglo XIX se enviaban cartas a nombre de gente supuestamente en prisión.