De un cliente molón y un cocinero burlón se creó una delicia gastronómica, ¿de cuál estamos hablando?

Respuesta: La papa frita, un cliente pedía al cocinero que le cortara las papas finamente, el cocinero las cortó muy delgadas, las fríe, las lleva a la mesa y salió esa delicia.