¿QUÉ NO SE PODÍA HACER CUANDO POSABAS PARA UN FOTÓGRAFO O UN PINTOR? ERA CONSIDERADO COMO UN CRIMEN

SONREIR EN UNA FOTO ERA CONSIDERADO UNA FALTA DE RESPETO, HASTA COMO ALGO ‘NACO’, YA QUE ANTES LAS FOTOGRAFÍAS O PINTURAS ERAN DOCUMENTOS DE IDENTIDAD.