Caifán, término que se refiere a una expresión de los pachucos para denominar a los amigos, “me cae fine”, es decir, “me cae bien”.

También es la palabra utilizada para describir a personas que vivían al borde de la ley, que lideraban el barrio, que no tenían miedo ante nada.
A Saúl Hernández, en su niñez, su madre le decía que los caifanes eran los grupos de hombres que estaban en las esquinas, aparentemente sin hacer nada.

Y finalmente, es la palabra de la cual surge el nombre de una de las bandas más importantes del rock mexicano, Caifanes, agrupación que un 11 de abril, pero de 1987, tuvo su primera presentación en “Rockotitlán”. En este 2017 cumplen 30 años.

“Nuestro negocio es vender discos, no ataúdes”, fue la respuesta que obtuvo Caifanes en su primera experiencia discográfica con la desaparecida CBS México. El gerente escuchó el demo de “Será por eso”, pero luego de ver su aspecto gótico les negó un contrato en firme y después recibieron su carta de retiro.

El primer álbum de Caifanes llegó en 1988, fue un éxito con el sencillo “Mátenme porque me muero” y con un cover de una canción cubana de Guillermo Rodríguez Fiffe llamada Bilongo o La Negra Tomasa; originalmente el tema es una salsa, que Caifanes convirtió en una cumbia.

La intención de “La Negra Tomasa” era dar al disco un toque de arrabal y aunque en su momento despertó críticas al romper las expectativas de un grupo de rock, con el paso del tiempo ha sido considerada una de las mejores canciones de rock en español de la década de los ochenta.

Nada más por comentar algunos datos, en 1989, Caifanes fue la primera banda de rock en triunfar en el Auditorio Nacional, con dos fechas, los teloneros fueron La Maldita Vecindad y Fobia.

En 1993 se convirtieron en el primer grupo de rock mexicano que tuvo Sold Out en el Palacio de los Deportes, con Santa Sabina abriendo el concierto. En ese mismo recinto, pero en 1991, ofrecieron un concierto mano a mano con Soda Stereo.

Fueron los primeros latinos en ser invitados a grabar un MTV Unplugged, luego de ser los teloneros en el concierto de The Rolling Stones y participar en el concierto WOMAD con Peter Gabriel.

Luego de su separación en 1995 y tras 15 años, volvieron a los escenarios el 9 de abril de 2011 dentro del Festival Vive Latino.

Por primera vez en los 18 años de vida del festival, se cerraron todos los escenarios y en el principal se congregaron más de 70 mil personas para ver en vivo el regreso de Caifanes, quienes desde entonces han continuado con giras y con planes de un disco con temas inéditos.

Cabe señalar que a finales de enero del 2017, salió a la venta el Box Set con sus cuatro producciones en formato vinil y un EP de La Negra Tomasa. La producción tuvo preventa en algunas tiendas especializadas en vinil, agotándose rápidamente.