Si un bache te ponchó una llanta o averió tu vehículo el gobierno tiene la responsabilidad de cubrir el gasto.

El seguro de responsabilidad civil del gobierno local te puede cubrir los daños siguiendo estos pasos.

Levanta tu denuncia. 

Acude de inmediato a presentar una denuncia ante el Juzgado Cívico o Ministerio Público más cercano al accidente.

Tendrás que llevar el auto para que los peritos valoren el daño y emitan un dictamen certificado. Éste deberá ser favorable al ciudadano para que proceda la indemnización. Los peritos dictaminarán qué tipo de daños tiene el auto y cuál es el monto a pagar.

Subroga el derecho de cobro.

Si tienes un seguro con cobertura de llantas. el seguro te cubre a ti y luego le puede cobrar al gobierno local, haciendo el trámite correspondiente.

Cuando la aseguradora del conductor se hace cargo del siniestro, el asegurado subroga los derechos y la aseguradora puede cobrarle al gobierno local.

Haz la petición por escrito. 

El escrito debe dirigirse a la Dirección General de Servicios Urbanos, como responsable del daño ocasionado solicitando la reparación, firmado por el ciudadano afectado.

Pide una cotización. 

También deberás presentar una cotización realizada por una casa comercial o agencia a favor del afectado o dirigido al Gobierno local,  desglosando daños materiales, refacciones y mano de obra.

Estos son los documentos que necesitas.

Copia de factura o carta factura a su nombre o endosada.

Copia de tarjeta de circulación del vehículo afectado.

Copia de licencia de manejo.

Copia de identificación oficial

comprobante de domicilio.

Fotografías del accidente y/o de los bienes dañados.

Llenado del Formato Único de acuerdo al Artículo 140 de la Ley del Seguro, para trámite de pago correspondiente, (es proporcionado por la Oficina de Aseguramiento en la DGSU).

Espera de 30 a 60 días hábiles.

Recibirás tu indemnización pero a cambio deberás entregar una constancia de perdón o deslindamiento emitido por la autoridad correspondiente a favor de la DGSU.

Cuando no aplica.

La reclamación no será vigente si el conductor iba en estado de ebriedad o bajo el influjo de drogas.