Israel se prepara para despedir al último de sus fundadores, el ganador del premio nobel de la paz, Shimon Peres, quien falleció a los 93 años.

Su cuerpo fue llevado al parlamento en Jerusalén para que el pueblo de Israel pueda despedirse del político y será enterrado mañana en el cementerio nacional de Monte Herzi.

Se espera que al funeral de Peres asistan líderes de todo el mundo, entre ellos Enrique Peña Nieto, Barack Obama y François Hollande, presidentes de México, Estados Unidos y Francia, respectivamente.

También se espera la presencia del presidente de la autoridad palestina, Mahmoud Abbas.

Peres, quien murió la madrugada de ayer, fue el último superviviente de los fundadores del estado de Israel, sentó las bases de una autonomía palestina en los años noventa abriendo la puerta para la resolución del conflicto.

Recibió innumerable cantidad de comentarios alrededor del mundo, la mayoría coincidieron que era un gran ser humano, precursor de la paz y la buena voluntad.