En lo que será el segundo torneo bajo las órdenes del técnico Miguel Herrera, el equipo de Tijuana recalca la importancia que tiene el trabajo físico para llegar a tope al Apertura 2016 de la Liga MX.El preparador físico José Rangel subrayó que con la labor realizada en las playas de Mazatlán aprovechan para realizar trabajos que no se hacen dentro de un campeonato, “la idea es que el equipo agarre una base en los físico y en la cuestión táctica también”.

Remarcó que hay que darle solidez física al plantel con el trabajo de fuerza aeróbica como anaeróbica, “con trabajo de velocidad se van cimentando todas las cosas que se van a lograr en la temporada”.

Además resaltó la importancia de una pretemporada, ya que así los nuevos jugadores se adaptan al trabajo del entrenador y a sus compañeros.

“Los jugadores nuevos se van conociendo mejor y en el campeonato todos están compenetrados con lo que el técnico quiere”, indicó Rangel.

Por su lado, Giber Becerra valoró dicho trabajo previo al campeonato, pues sirve para corregir a los jugadores en diversos aspectos que no tienen que ver con ejercicios con el balón.

“Corregimos la mecánica de carrera, de salto, deficiencias particulares de ciertos jugadores, como la falta de movilidad de tobillos, cadera. El objetivo es maximizar su potencial y eliminar el riesgo de lesiones en competencias”, apuntó.

 

NTX