De dos cosas está seguro el peleador brasileño Fabricio Werdum, su lugar como campeón de Ultimate Fighting Championship (UFC) corre peligro, aunque confía salir con el triunfo, y quiere ser el mejor peso completo de la historia.El MGM Grand Garden Arena de Las Vegas recibirá el 6 de febrero la segunda pelea entre Fabricio y el méxico-estadunidense Caín Velásquez, ahora el primero como campeón y consciente de la complicada pelea que le espera.

“Va a ser difícil, Caín pega fuerte. Es el retador más peligroso. Va a ser como la otra vez, pero siento que voy a ganar, visualizo siempre la victoria. La gente puede esperar ver una buena pelea”, dijo el apodado “Vai Cavalo” en entrevista con Notimex.

A poco menos de un mes para la batalla, se declaró en óptimas condiciones, con una preparación diferente a la realizada el año pasado, pues aquella ocasión se concentró cerca de dos meses en el Estado de México y alejado de su familia.

“Ahora he podido estar cerca de mi familia. En México tuve que estar lejos de ellos por dos meses, aquí (en Los Ángeles) por lo menos estoy en la misma ciudad. He estado entrenando con los mismos de siempre (Rafael Cordeiro, Cobrinha y Babalu) y también con Nick Curson, el entrenador de Rafael Dos Anjos”, dijo.

Sparring y entrenamientos específicos han sido intensos en la preparación de Fabricio, “con mucho cuidado para no tener lesiones” y listo para aguantar los cinco rounds a un Caín “herido” y que seguramente cambiará su táctica respecto a UFC 188.

“Él va cambiar un poco la estrategia esta vez, no estoy seguro pero un juego totalmente diferente como hizo con (Junior) Dos Santos. Parecía como que iba a ser derribo pero le pegaba desde arriba. No estoy preocupado, estoy más enfocado en el entrenamiento”, expuso.

Con casi 14 años en las artes marciales mixtas, cumplió uno de sus propósitos y lo presume con orgullo, su título del mundo, pero tiene más objetivos, el siguiente “es ganarle a Caín, después es ser el mejor en la historia de los pesos completos del mundo”.

NTX