El timonel de Villarreal, Marcelino García Toral, se congratuló por colocar la guirnalda al 2015 con un triunfo sobre Valencia, pues se trató de un año histórico que pretende repetir, aunque con el deseo ferviente de que su plantel ahora sí esté saludable.

A lo largo de este año el “submarino amarillo”, con apoyo del mediocampista mexicano Jonathan dos Santos, consiguió un inédito boleto a las semifinales de la Copa del Rey y se colocó como líder de la clasificación en la Liga de España también por primera vez en la historia del club.

En el torneo de “Su Majestad” sucumbió ante Barcelona, que a la postre sería el campeón; mientras que en el certamen liguero actualmente ocupa el cuarto puesto, con aspiración de obtener un cupo para la próxima edición de la Champions League.

“En 2015 tuvimos un comportamiento competitivo extraordinario. Acabar el año en (zona de) Champions con 33 puntos más la clasificación del año pasado es para estar satisfecho. Ha sido un año muy bueno”, reconoció tras celebrar el resultado del derbi valenciano.

Por si fuera poco, para 2016 peleará por otros dos cetros aparte del de Liga, pues sigue vivo en Copa y en la Europa League, en el primer torneo se medirá al Athletic de Bilbao en octavos y en el evento continental chocará con Napoli en dieciseisavos de final.

Pero de la mano con todos esos éxitos, la otra constante en esta escuadra fueron las múltiples lesiones que mermaron a los “groguets”, “fue un año calamitoso” en ese aspecto y aun así el balance es positivo para García Toral.

“En diciembre teníamos un calendario bastante complicado y 33 puntos son muchísimos, sobre todo teniendo en cuenta todas las adversidades que hemos tenido en forma de lesiones. (Para 2016) Pido salud. Luego lo demás, que nos deje como estamos. Un 2016 como el 2015 sería bueno”, sentenció.

NTX/