El jugador del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, hizo un nuevo experimento dentro de una campaña publicitaria. El reto era conocer cuántos sorbos podría darle a su taza de té antes de que los aficionados en el lugar le pidieran fotografías. Esto fue lo que ocurrió…