El delantero, Alan Pulido, estaba listo para hablar por primera vez de su secuestro en Ciudad Victoria, Tamaulipas, cuando de pronto se arrepintió. Pulido admitió que iba a ser muy difícil para él revivir todos esos momentos y que no estaba listo para romper el silencio.

Aquí el momento en el cual Pulido explica la situación a Adela Micha junto a su hermano…