La experiencia es una de las definiciones que hoy en día tiene la carrera del velerista David Mier y Terán, que tras clasificarse a sus quintos Juegos Olímpicos hará historia al ser el segundo atleta nacional en tener ese bagaje.Tras el luchador Mario Tovar, quien de Helsinki 1952 a México 1968 cumplió con cinco apariciones consecutivas en la justa de verano, será Mier y Terán quien logrará empatar la marca que comenzó con su debut en Sidney 2000, y desde ahí no ha faltado a ninguna de las siguientes citas olímpicas.

Pero es ahora cuando se fija la meta de llegar al top-10, tras comenzar el ciclo olímpico con el oro en los Centroamericanos de Veracruz 2014 y luego quedar como subcampeón panamericano en Toronto 2015, se siente a sus 36 años en el momento indicado de dar su mejor resultado.

El también bronce panamericano en Río 2007 y Guadalajara 2001, comenzó su carrera profesional en 1998 cuando tuvo entonces que salirse de la universidad donde estudiaba ingeniería industrial para dedicarse por completo a la vela si quería competir en un nivel profesional.

Después de luchar contra la adversidad hoy en día, el yucateco es ya un referente de la tablavela a nivel nacional y que ha podido hacer una carrera que pocos pueden presumir con cinco justas olímpicas.

Pero que de momento no ven fin, pues todavía es posible incluso unos sextos olímpicos, aunque el enfoque es ahora en Brasil donde deberá cumplir con lo mejor que pueda para esta cita veraniega.

NTX