La Real Sociedad ha hecho oficial este lunes el despido del entrenador escocés David Moyes debido a los malos resultados logrados en estas primeras once jornadas de Liga, en los que el equipo ha sumado tan solo 9 puntos.

Moyes ha llegado a San Sebastián, procedente del Reino Unido, a primera hora de la tarde y se ha reunido con los máximos dirigentes del club, quienes le han comunicado oficialmente su destitución.

El exbarcelonista Eusebio Sacristán, quien entrenó al Celta y al Barcelona B en Segunda División, se perfila como el sustituto de Moyes al frente del primer equipo realista.

La Real Sociedad ha explicado, en un comunicado, que ha rescindido también el contrato del ayudante de Moyes, Billy McKinlay, al tiempo que ha agradecido a ambos su “aportación” así como la “profesionalidad y dedicación” que han mostrado durante este año al frente del conjunto blanquiazul.

David Moyes, exentrenador del Everton y del Manchester United, llegó hace un año a San Sebastián para tratar de reflotar a un equipo que, bajo el mando de un técnico de la casa, Jagoba Arrasate, había obtenido sólo 6 puntos en 10 jornadas.

Moyes se hizo con el timón del equipo dos jornadas después, ya con 9 puntos, porque, a las órdenes de Asier Santana, la Real fue capaz de ganar al Atlético de Madrid.

Por lo tanto, un año después el técnico escocés ha dejado al equipo en el mismo lugar que lo encontró, rozando el descenso y con 9 puntos en 11 jornadas.

El preparador británico no ha sido capaz de mejorar el rendimiento de la Real, pese a contar con mejor plantilla que el pasado año, y, además, el equipo ha transmitido muy mala imagen en algunos partidos, como el del pasado viernes ante el Las Palmas.

Una vez salvado el equipo la pasada campaña, Moyes pudo planificar la actual temporada con un equipo que logró mantener en la plantilla a hombres importantes como Carlos Vela o Gerónimo Rulli y que se reforzó con jugadores contrastados como el delantero brasileño Jonathas De Jesús y, sobre todo, el centrocampista Asier Illarramendi, el fichaje que disparó la ilusión de la afición.

Sin embargo, el preparador escocés no ha conseguido que esta plantilla, la más cara de la historia de la Real Sociedad, haga un fútbol acorde al nivel de sus jugadores.

Esta situación ha llevado al presidente del club, Jokin Aperribay, a adoptar la decisión de destituir a Moyes, a pesar de que su contratación fue un gran golpe de efecto mediático y una de las mayores apuestas deportivas y económicas del actual consejo de administración realista.

El equipo se ha entrenado esta mañana en Zubieta a las órdenes del entrenador de la Real Sociedad B, Asier Santana, quien ya dirigió a la primera plantilla tras la destitución el pasado año de Jagoba Arrasate.

 

EFE.