El traspié en el debut obliga a Uruguay a disputar este jueves ante Venezuela un partido trascendental para seguir con vida en el grupo C, mientras que su rival acecha un triunfo que lo dejaría con un pie y medio en los cuartos de final.

Los charrúas, el equipo que más veces ha levantado el trofeo de campeón de América, corre el riesgo de quedar fuera a las primeras de cambio de la edición conmemorativa del torneo de selecciones más longevo del mundo.

La caída ante México en la primera jornada, aunque entraba dentro de las posibilidades, hizo trastabillar a los muchachos de Oscar Tabárez, que ahora están obligados a reaccionar en Filadelfia.

La ausencia por lesión de Luis Suárez, artillero y referente de la Celeste, pesó en el debut y probablemente se sienta de nuevo este jueves en el Lincoln Financial Field.

El ariete se recupera a marchas forzadas de la lesión muscular que sufrió con el Barcelona, pero resulta poco probable que esté en condiciones para el choque frente a Venezuela y supone un riesgo demasiado grande para el seleccionador.

Suárez apenas tomó contacto con el balón en el entrenamiento de este martes, por lo que podría reaparecer el próximo lunes en el tercer duelo de la fase de grupos ante Jamaica.

La probable baja del flamante ganador de la Bota de Oro mete presión a Edinson Cavani y Diego Rolan, los responsables de meter goles, que se mostraron desafinados e imprecisos contra los mexicanos.

El único cambio obligado que hará Tabárez es el de Matías Vecino, que cumplirá un partido de sanción por las dos tarjetas amarillas que vio en el partido anterior. Álvaro González parece el elegido por el seleccionador para reemplazarlo.

El riesgo de quedar prácticamente eliminados de la copa no ha hecho mella en el ánimo del vestuario uruguayo, que está convencido de que es la ocasión propicia para echar mano de oficio y experiencia.

“Es una final, si no ganamos se nos complica el pase a cuartos. Acá tenemos que demostrar la experiencia del grupo y que sabemos jugar con la soga al cuello”, dijo este martes Álvaro González.

Al frente se encontrará a la Venezuela de Rafael Dudamel, que no espantó los fantasmas en el debut con un pírrico triunfo por 0-1 ante Jamaica, a priori el rival más débil del grupo y que jugó desde el minuto veinte con un jugador menos.

El margen de mejora es amplio y a ningún futbolista venezolano se le escapa que una victoria dejaría a la Vinotinto con seis puntos y virtualmente clasificada para la fase final.

Josef Martínez, autor del gol contra los jamaicanos, es la principal amenaza para la zaga que lidera Diego Godín, que tampoco podrá perder de vista al habilidoso Salomón Rondón.

El partido entre Uruguay y Venezuela supondrá la llegada de la Copa América Centenario a Filadelfia, en el estado de Pensilvania.

El Lincoln Financial Field, donde suelen jugar los Filadelfia Eagles de la NFL de fútbol americano, acogerá tres duelos de la fase de grupos.

– Alineaciones probables:

Uruguay: Fernando Muslera; Maxi Pereira, Diego Godín, José María Giménez, Álvaro Pereira; Carlos Sánchez, Egidio Arévalo Ríos, Álvaro González, Nicolás Lodeiro; Edinson Cavani y Diego Rolán.

Seleccionador: Oscar Tabárez.

Venezuela: Dani Hernández; Roberto Rosales, Wilker Ángel, Oswaldo Vizcarrondo, Rolf Feltscher; Alejandro Guerra, Tomás Rincón, Arquímedes Figuera, Luis Manuel Seijas; Salomón Rondón y Josef Martínez.

Seleccionador: Rafael Dudamel.

Árbitro: Patricio Loustau (Argentina)

Estadio: Lincoln Financial Field, de Filadelfia.

EFE