El Granada buscará este martes sus primeros puntos de la temporada como local ante una Real Sociedad que llega al estadio Nuevo Los Cármenes en crisis de resultados al no haber ganado aún ningún encuentro esta campaña.

El equipo andaluz afronta el choque con la intención de prolongar las buenas sensaciones firmadas el sábado en el campo del Real Madrid (1-0) pero tratando de conseguir un mejor resultado, ya que los granadinistas solo acumulan tres puntos en cuatro jornadas y han perdido los dos choques disputados hasta ahora en casa, ante Eibar (1-3) y Villarreal (1-3).

Tras la visita del sábado al estadio Santiago Bernabéu, el enfrentamiento ante la Real Sociedad es el segundo de los tres que el Granada va a jugar en seis días, ya que el viernes visitará al Valencia, aunque el técnico del equipo, José Ramón Sandoval, no tiene previsto hacer rotaciones ni muchos cambios en su alineación por esta circunstancia.

De hecho, es muy probable que repita el mismo ‘once’ titular que jugó ante el Real Madrid a la vista del buen rendimiento ofrecido, equipo que ha probado en el entrenamiento de hoy con la única novedad del francés Jean Sylvain Babin en lugar de David Lombán en el centro de la defensa.

Salvo sorpresa, el técnico dará continuidad al central brasileño Matheus Doria y al extremo Edgar Méndez, jugadores que pasaron de no ir a convocados ante el Villarreal a ser titulares en el Bernabéu y que firmaron una notable actuación.

Sandoval recupera para este choque a Francisco Medina ‘Piti’ tras superar una lesión, aunque no jugará de inicio e, incluso, está por ver si entra en una convocatoria que el técnico madrileño ofrecerá tras el entrenamiento que el Granada completará mañana mismo por la mañana.

Los únicos jugadores del Granada que no están disponibles para el partido son el central Diego Mainz y el centrocampista Rubén Pérez, ambos lesionados.

La Real Sociedad buscará, en el peor momento para su entrenador David Moyes, el primer triunfo de la temporada en el nuevo Los Cármenes para escapar de los puestos de descenso y relajar las agitadas aguas blanquiazules.

El técnico escocés está en la cuerda floja porque acumula resultados que nadie esperaba en este inicio de temporada, no ha ganado ningún partido y la sucesión de malos encuentros es muy larga, ya que perdió también en los compromisos de la pretemporada veraniega, en los que la Real fue el equipo de Primera División que peores resultados obtuvo.

Una derrota en Granada, en vísperas del derbi ante el Athletic, puede tener consecuencias funestas en San Sebastián y nadie quiere verse en un escenario tan adverso que pondría en riesgo todo el proyecto blanquiazul para este año.

Los blanquiazules se presentarán además con serios problemas en defensa, ya que Carlos Martínez, Joseba Zaldua e Iñigo Martínez están lastrados por las lesiones y los tres goles encajados ante el Espanyol han generado dudas sobre el rendimiento en la zaga de los guipuzcoanos.

Otro foco de la noticia está en la portería pues el caprichoso destino ha decidido que, si el argentino Gero Rulli es sancionado por la roja que vio ante el Espanyol, pueda ser Oier Olazabal el que defienda la meta precisamente ante su actual equipo, un Granada que lo cedió para esta temporada a la Real. Una indemnización al club nazarí permitiría al irunés, al que Moyes criticó tras el partido del sábado, ocupar la portería.

La parte positiva está ahora en ataque, donde Imanol Agirretxe y el brasileño Jonathas de Jesus vienen de marcar y abrir una lata que permanecía cerrada desde el principio de Liga, y con buenas sensaciones que quieren prorrogar mañana.

Alienaciones probables:

Granada: Andrés Fernández; Miguel Lopes, Lombán, Doria, Biraghi; Krhin, Javi Márquez, Rochina; Success, Edgar y El Arabi.

Real Sociedad: Olazabal; Elustondo, Diego Reyes, Mikel González, De la Bella; Illarramendi, Granero, Canales; Vela, Bruma y Agirretxe.

Árbitro: Estrada Fernández (Comité Catalán).

Estadio: Nuevo Los Cármenes

EFE