El Manchester United derrotó este miércoles al Crystal Palace (2-0), en un encuentro aplazado de la jornada 30, y se situó a tan solo un punto del cuarto clasificado, el Arsenal, último equipo en puestos de Liga de Campeones.

El United, gracias a los goles de Damien Delaney en propia puerta y Matteo Darmian, celebró una victoria que le permite mantener vivo el sueño de disputar la máxima competición continental el próximo curso.

Formó Louis van Gaal con un once netamente ofensivo, con Anthony Martial, Juan Mata, Wayne Rooney, Jesse Lingard y la joya de la cantera Marcus Rashford de inicio.

Sin embargo, fueron dos defensas -uno del Palace y otro del United- los que vieron portería en un Old Trafford que lució semivacío.

A los cuatro minutos, el plan de Alan Pardew se fue al traste después de que Delaney despejara al fondo de su propia portería un centro desde la izquierda del italiano Darmian.

El guardameta de los ‘eagles’, el argentino Juián Speroni, mantuvo a los suyos en la contienda con una serie de grandes paradas, hasta que en el minuto 55, Darmian, artífice del primer tanto, subió el 2-0 al electrónico del ‘Teatro de los sueños’ con un gran zurdazo desde el balcón del área llegando desde atrás.

Con esta victoria, los ‘diablos rojos’ se sitúan, a falta de cuatro jornadas para que finalice el campeonato, a sólo un punto del cuarto clasificado, el Arsenal, que el jueves disputará ante el West Brom (18:45 GMT) el partido que tiene aplazado. EFE