El Manchester City ganó 1-3 al Sevilla con un gran partido y en el que fue tremendamente superior a su rival, con lo que se coloca líder del Grupo D de la Liga de Campeones con 9 puntos, tras el empate del Juventus en Alemania, y deja con remotas opciones de pasar a octavos al equipo español, hoy muy desacertado.

El conjunto inglés, que saca un punto al Juventus a falta de dos jornadas, cimentó su victoria en un gran primer tiempo, en el que se puso 0-2 merced a los goles de Sterling y Fernandinho, y aunque el Sevilla, timorato en defensa y muy perdido en ataque, acortó distancias con el 1-2 de Trémoulinas, el City no le dio ninguna opción con el 1-3 de Bony y tras el descanso conservó su renta.

Tras el 2-1 de hace dos semanas en Mánchester, una derrota muy dolorosa para el Sevilla al ser en el tiempo extra, ambos equipos salieron sin especular y a por la victoria desde el inicio, como ya avisaron sus técnicos, Unai Emery y Manuel Pellegrini.

El Sevilla, tercero del grupo con 3 puntos, la necesitaba para mantener vivo su sueño; y el City, segundo con 6 y líder de la ‘Premier’, para lograr virtualmente su pase a los octavos.

Ambos tenían bajas de peso por lesión. En el Sevilla el meta luso Beto, dos centrales, el portugués Carriço y el argentino Pareja, y la del goleador francés Kevin Gameiro; pero recuperó al organizador argentino Éver Banega, tras restablecerse de un golpe en un tobillo.

Al equipo inglés, que llevaba seis partidos invicto (5 triunfos y un empate), les faltaban el español David Silva, los argentinos Sergio Agüero y Pablo Zabaleta, y el francés Nasri, aunque volvían tras lesión el defensa Clichy y el medio Delph, suplentes de inicio.

El comienzo fue trepidante, con un ritmo alto y mucha intensidad, pero el City, con el belga De Bruyne en el banquillo para que el exsevillista Jesús Navas formara un tridente ofensivo con Sterling y el marfileño Bony, tuvo más verticalidad, ideas más claras, y a los 8 minutos aprovechó su rapidez al marcar Sterling, de tiro cruzado.

Fue tras un pase del brasileño Fernandinho, omnipresente junto a su compatriota Fernando y el marfileño Yaya Touré, que en el primer tiempo dominaron claramente el medio campo ante un Sevilla nervioso, endeble en defensa y fácilmente superado por la velocidad ‘citizen’.

Así, tras avisar el lateral serbio Kolarov, sólo tres minutos más tarde llegó el segundo mazazo al hacer el 0-2 de cabeza Fernandinho, tras rechazar Rico un remate de Bony. En pleno desconcierto local, el sevillano Navas, recibido como un mito en el Sánchez Pizjuán, rozó el 0-3, pero mandó un fuerte tiro cruzado al poste derecho.

Hasta el primer cuarto de hora no llegó la primera ocasión de un Sevilla impotente, que hizo muchas concesiones atrás, pero Llorente, solo, falló ante el meta Joe Hart. Pero de nuevo volvió la ilusión al equipo español, al marcar el 1-2 a los 25 minutos Trémoulinas, de cabeza, tras una gran internada por la derecha de Coke.

Aunque el City siguió mandando y creando peligro, pudo llegar el empate en el 28 si entre Hart, con un paradón, y el poste no salvan a su equipo tras un testarazo de Kolo, que luego no remachó Iborra.

Sin embargo, poco después, los visitantes no perdonaron y Bony, una pesadilla junto con Sterling para la zaga local, puso el 1-3 en el marcador, a pase del habilidoso Navas, a nueve minutos del descanso.

En la reanudación, Emery buscó más profundidad al meter al danés Krohn-Dehli por Iborra y más tarde al brasileño Mariano y al italiano Immobile, pero los de Pellegrini seguían marcando el ritmo, moviendo el balón y llegando arriba con facilidad, como en tres ocasiones que malograron Fernandinho, al salvar con una gran parada Rico a los locales, ni los incansables y efectivos Bony y Sterling.

Al Sevilla, muy perdido y rebasado por la gran solidez y calidad de los de Manchester, le costó mucho generar alguna oportunidad para meterse en el partido, y aunque Mariano lo intentó con centros desde la derecha, no tiró a puerta hasta el minuto 72 con un derechazo del ucraniano Konoplyanka que se fue por encima de la meta de Hart.

Un minuto antes, Touré no marcó de milagro el 1-4 tras una pared con Bony, pero ajustó demasiado un tiro que salió desviado por poco.

El City siguió a lo suyo, no rifó el balón y controló el medio campo con Yaya Touré inconmensurable. Además, defendió con orden y también salió con brío al ataque, como en otra buena ocasión que Bony no aprovechó, lo que descompuso aún más al equipo español, que, con poca fe y sin recursos, encadenó su tercera derrota en la ‘Champions’.

– Ficha técnica:

1 – Sevilla: Sergio Rico; Coke (Mariano Ferreira, m.55), Ramí, Kolodziejczak, Trémoulinas; Krychowiak, Iborra (Krohn-Dehli, m.46); Vitolo, Banega, Konoplyanka; Llorente (Immobile, m.64).

3 – Manchester City: Hart; Sagna, Kompany, Otamendi, Kolarov; Fernando; Jesús Navas, Yaya Touré, Fernandinho (Demichelis, m.90), Sterling (De Bruyne, m.73); Bony (Delph, m.86).

Goles: 0-1, M.8: Sterling. 0-2, M.11: Fernandinho. 1-2, M.25: Trémoulinas. 1-3, M.36: Bony.

Árbitro: Svein Oddvar Moen (Noruega). Amonestó al local Krychowiak (m.43).

Incidencias: Partido de la cuarta jornada del Grupo D de la Liga de Campeones disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 40.000 espectadores, entre ellos alrededor de 2.500 aficionados ingleses. Césped en perfecto estado.

EFE