El Valencia, con una derrota ante el Olympique de Lyon (0-2), se despidió de la peor forma de la Liga de Campeones y jugará la Liga Europa, tras un partido en el que nunca encontró la forma de hacer daño a su rival.

Cuando en el primer periodo quiso controlar el partido, no logró hacerlo y recibió el 0-1. Cuando acorraló al rival en su área en la segunda mitad, un contragolpe del equipo francés cerró un partido en el que el Valencia necesitaba ganar y esperar que no lo hiciera el Gante para seguir en el primer torneo continental.

Al principio del choque, tras unos minutos iniciales manejados por el equipo francés, el Valencia tuvo sus dos opciones más claras del primer periodo.

Ambos corrieron por cuenta del defensa central alemán Mustafi en acciones a balón parado. La primera al cabecear un córner al poste (m.8) y la segunda dos minutos después al batir en una jugada muy parecida la meta rival, aunque el árbitro pitó falta previa de un compañero.

Tras esas dos acometidas hubo una fase de dominio alterno que duró hasta la lesión del argentino Enzo Pérez. El Valencia acusó su ausencia con la entrada de Javi Fuego, que obligó a que Parejo adelantara su posición, circunstancia que no benefició a su equipo.

A partir de entonces se vivieron momentos de alternativas, con opciones ante ambas porterías, y muy buenas intervenciones de ambos porteros, en especial de Jaume Doménech y poco a poco el equipo francés empezó a cobrar protagonismo en el juego.

En una acción aislada, Cornet penetró por su banda y con un gran disparo coló el balón en el ángulo de la meta local. El Valencia acusó el tanto y apenas tuvo opciones de gol antes del descanso, ya que en términos generales al equipo de Gary Neville le faltó velocidad.

El técnico local dio entrada a Negredo en los primeros compases del segundo tiempo para buscar más potencial ofensivo con un fútbol más directo y durante algunos minutos el Valencia fue capaz de encerrar a su rival en el área aunque sin generar verdadero peligro.

El partido pasó a ser más intenso, ya que el conjunto valenciano imprimió más ritmo a su juego, adelantó líneas y el gol del 1-1 marcado por el Zenit en Gante, espoleó a la afición.

Pese a ello, al equipo le faltaba frescura y, sobre todo, dejaba espacios al contragolpe en los que el Olympique creaba mucho peligro. En uno de ellos, Lacazette se fue en solitario e hizo el 0-2.

Todo quedó definido tras ese tanto. Solo restaba esperar el final del choque y el trabajo para mejorar al equipo de cara tanto a la Liga como a la Liga Europa, tras un partido en el que el Olympique, colista y que nada se jugaba, logró su única victoria en esta fase de la competición tras completar un buen encuentro en Mestalla.

Ficha técnica:

0 – Valencia: Jaume Doménech, Joao Cancelo, Mustafi, Abdennour, Gayà, Parejo, Enzo Pérez (Javi Fuego, m.24), Danilo (Negredo, m.52), Santi Mina, De Paul (Piatti, m.75) y Alcácer.

2 – Olympique de Lyon: Lopes, Rafael, Morel, Yanga-Mbiwa, Bedimo, Darder (Koné, m.77), Gonalons, Tolisso, Cornet, Lacazette (Beauvue, m.77) y Grenier (Ghezzal, m.69).

Goles: 0-1, m.37: Cornet. 0-2, 76: Lacazette.

Árbitro: Matej Jug (Eslovenia). Amonestó por el Valencia a Abdennour, Mustafi y Santi Mina y por el Olympique a Tolisso.

Incidencias: partido disputado en el campo de Mestalla ante 30.000 espectadores. Gary Neville debutó como entrenador del Valencia. Se guardó un minuto de silencio en memoria de José Manuel Esteban, aficionado fallecido en Mestalla durante el encuentro de Liga del pasado sábado ante el Barcelona.

EFE