El Athletic Club de Bilbao, que se mostró firme y convincente durante todo el encuentro, se llevó la victoria de Mestalla, con tres goles marcados en seis minutos del tramo final del choque, e hizo que al Valencia de Gary Neville le vuelvan a aparecer los fantasmas.

El partido mantuvo hasta el cuarto de hora final un gran equilibrio entre ambos equipos y tenía olor a empate, pero en ese momento el Athletic imprimió una velocidad más a su juego y se llevó los puntos con una comodidad y una superioridad que nadie esperaba.

Ya la primera parte estuvo marcada por la igualdad entre dos equipos que se respetaban mucho y que se mostraron muy ordenados tácticamente, muy pendientes ambos de no perder la posición y no dar opciones al oponente.

En ese manejo del juego, el Athletic, de la mano de Beñat, empezó mejor, pero poco a poco las fuerzas se nivelaron y el equilibrio que se produjo estuvo acompañado de la ausencia de ocasiones de gol.

A los veinte minutos, el público pidió penalti en una caída de André Gomes ante Etxeita y en la jugada inmediata el Valencia dispuso de la mejor opción, pero Negredo remató alto.

Poco después, Muniain tuvo una tímida ocasión para el Athletic, pero remató muy desviado (m.30), antes de que el Valencia mostrara un poco más de mordiente en el tramo final de este periodo, cuando se aproximó un poco más a la meta de Iraizoz, aunque sin crear verdadero peligro.

No había sido un primer periodo brillante de cara al espectador, sino de posesiones largas y muchas cautelas, en el que los porteros apenas tuvieron que intervenir.

El Valencia se mostró más incisivo en el inicio del segundo periodo, una fase del encuentro que se disputó cerca de la meta del Athletic, lo que no impidió que Alves desbaratara un buen ataque del equipo vasco (m.54) en un remate cercano que envió a córner en la primera llegada del conjunto visitante en este periodo.

Al Valencia le costaba sacar el balón jugado y casi todo el fútbol ofensivo se iniciaba en lanzamientos largos del meta Alves, en uno de los cuales, el primero en el que participó Alcácer tras sustituir a Negredo, Iraizoz desbarató una buena oportunidad del equipo local.

Mediado el segundo tiempo, el encuentro volvió a la dinámica de igualdad del primero, aunque el trabajo realizado por los jugadores hasta provocó que unos y otros perdieran un poco el orden de la fase inicial del choque.

Las fuerzas estaban muy niveladas y parecía que solo una acción aislada podía decantar el partido, pero el encuentro dio un giro de 180 grados a partir del primer gol del Athletic.

Éste llegó en un centro de San José que Sabín Merino, libre de marca, cabeceó de forma inapelable al fondo de la meta valencianista (m.73).

Poco después, en un balón perdido por Parejo, Muniain aprovechó el contragolpe para marcar el 0-2 por debajo de las piernas de Diego Alves. De inmediato, un cabezazo de Aduriz convirtió la victoria en goleada.

El Valencia, sin jugar bien, recibió mucho castigo en este encuentro, ante un rival que le superó en algunas fases del choque y que fue letal a la hora de cerrarlo con sus tres goles.

Ficha técnica:

0 – Valencia: Diego Alves, Cancelo, Mustafi, Santos, Gayà, Enzo Pérez (Piatti, m.76), Parejo, André Gomes, Santi Mina, Negredo (Alcácer, m.57) y Cheryshev (Feghouli, m.70).

3 – Athletic: Iraizoz, Bóveda, Etxeita, Delporte, Balenziaga, Elustondo (San José, m.62), Mikel Rico, Beñat, De Marco (Aduriz, m.68), Muniain (Susaeta, m.83) y Sabin Merino.

Goles: 0-1, m.73: Sabín Merino. 0-2, m.77: Muniain. 0-3, m.79: Aduriz.

Árbitro: Gil Manzano (Colegio extremeño). Amonestó por el Valencia a André Gomes y Cancelo. Sin tarjetas para el Athletic.

Incidencias: partido disputado en Mestalla ante 40.000 espectadores. EFE