Las Chivas de Guadalajara, en alerta ante la falta de triunfos en el torneo Clausura 2016, reciben a los Xolos de Tijuana, que tiene la mira en el grupo de liguilla, al cerrar este domingo la octava jornada del fútbol mexicano.

El equipo rojiblanco no gana un partido de liga desde la última jornada del Apertura 2015 que terminó en diciembre, y en el actual Clausura 2016, lleva un recorrido de cinco triunfos a cambio de dos derrotas.

El técnico argentino Matías Almeyda, y la plantilla, no han hallado los modos para que las Chivas completen las faenas de triunfo y un empate o una derrota más puede poner nerviosos a los personajes que toman las decisiones.

Con 5 puntos, las Chivas ocupan el decimoquinto lugar entre los 18 conjuntos del máximo circuito, y por debajo de ellos están el Jaguares de Chiapas, el Veracruz y el Dorados de Sinaloa, estos dos últimos sin poder ganar en el torneo.

Las Chivas tienen sobre su cabeza la amenaza del descenso, aunque a diez partidos de que se decida tienen una calma relativa porque solo una catástrofe puede sacarlos del máximo circuito al tener una ventaja de casi 18 puntos sobre los Dorados de Sinaloa.

Los Xolos de Tijuana, del técnico mexicano Miguel Herrera, han enfrentado problemas al no poder ganar en su estadio Caliente, pero cuando salen de visita, como ahora, sus resultados los avalan como contendientes de alto riesgo.

Dos triunfos fuera de casa, cuatro empates y una derrota en la liga los tienen con 10 unidades en el octavo lugar, el último de los que en fecha próxima entregarán boletos para la fase final del Clausura 2016.

Este viernes, el Veracruz abrió la octava jornada con un empate sin goles ante los Pumas UNAM.

Este sábado se disputan los partidos Cruz Azul-Monterrey, Santos-Puebla, Tigres-América, León-Chiapas, Morelia-Querétaro, Dorados de Sinaloa-Atlas y Toluca-Pachuca

EFE