La Unión Asociaciones Europeas de Futbol (EUFA) abrió un expediente disciplinario a los equipos Benfica de Portugal y Atlético de Madrid de España, por los incidentes en el partido de Champions League disputado en el estadio Vicente Calderón.Los cargos que hay contra el club portugués son, como informó la UEFA, disturbios de público, así como lanzamientos de bengalas y de objetos, mientras que sobre la entidad madrileña se investigará la cuestión de escaleras bloqueadas.

Este caso se analizará en la reunión del Comité de Control, Ética y Disciplina de la UEFA el 15 de octubre.

En el minuto 36 del partido los aficionados del Benfica ubicados en el primer y segundo anfiteatros del fondo norte del Vicente Calderón encendieron y lanzaron al menos cinco bengalas hacia abajo, a la grada con seguidores del Atlético y al césped.

En ese momento, el argentino Nico Gaitán marcó el 1-1 para el conjunto portugués, en el cual juega el delantero mexicano Raúl Jiménez que vistió la temporada pasada la casaca “colchonera”.

Algunas de esas bengalas impactaron en varios seguidores del conjunto rojiblanco durante el minuto en el que estuvo detenido el juego, ya que el Atlético debía sacar de centro tras el 1-1 del Benfica.

Después del 1-2 del conjunto portugués, en el minuto 51, se encendió alguna bengala más en la zona ocupada por el público del equipo lisboeta, donde también hubo roturas de asientos.

El Atlético de Madrid explicó que tomaron las habituales medidas de seguridad y prevención y en los controles de acceso se incautaron numerosas bengalas y otros objetos a seguidores del club portugués, cuyo presidente, Luís Filipe Vieira, pidió disculpas por lo sucedido.

NT