Ucrania se clasificó hoy merecidamente para la Eurocopa al empatar en Eslovenia (1-1), en un partido de mucha tensión y poco fútbol en el que los eslavos volvieron a ser mejores que los balcánicos.

El gol del central Bostjan César, a los diez minutos, hizo soñar a los eslovenos, pero los ucranianos capitaneados por el sevillista Yevgueni Konoplyanka, que traían una ventaja de dos goles del partido de ida, aguantaron e incluso lograron empatar en el descuento.

Además de clasificarse, los eslavos acabaron con su maldición histórica en las repescas, ya que desde 1991 en cinco ocasiones habían resultado apeados sea de camino a las Eurocopas o a los Mundiales, una de ellas ante los propios eslovenos en 1999.

Por su parte, los eslovenos lo intentaron con todas sus fuerzas y marcaron un gol a los pocos minutos, pero les faltó calidad y les sobraron malas artes.

El seleccionador ucraniano, Nikolái Fomenko, repitió once inicial con la salvedad de Stepanenko, que regresó al centro del campo tras perderse la ida por tarjetas; mientras el antiguo internacional yugoslavo, Srescko Katanets, reforzó el ataque con Pecnik.

Después de que ambos equipos guardaran un minuto de silencio por los atentados en París, Konoplyanka fue el primero en probar suerte a los cinco minutos de falta directa, pero fueron los eslovenos los que inauguraron el marcador.

Un envenenado centro desde la derecha peinado por Novakovic fue despejado con muchos apuros por Pyatov, balón que cayó muerto en el área pequeña lo que aprovechado por Cesar para marcar de cabeza a puerta vacía (min.10).

En la primera media hora los balcánicos intentaron sacar de sus casillas a los ucranianos con diferentes artimañas y entradas por detrás, y los visitantes cayeron en la trampa.

Los eslovenos lograron maniatar totalmente a Yarmolenko (Dinamo Kiev), el jugador más destacado el sábado en Lvov (2-0), mientras Konoplyanka era vigilado de cerca por varios jugadores cada vez que tocaba el balón.

Precisamente, el futbolista del Sevilla intentó despertar a los suyos a la media hora con una peligrosa internada, tras lo que cedió el balón a Selezniov, cuyo disparo fue despejado no sin dificultades por Handanovic, el portero del Inter de Milán.

En la segunda parte, los ucranianos salieron con la lección aprendida y Konoplyanka ya avisó a Handanovic con un buen disparo desde fuera del área pocos minutos después de la reanudación.

Yarmolenko también estuvo más activo por la banda izquierda, mientras los locales parecían más centrados en protestar enérgicamente cada decisión arbitral.

Los ucranianos atacaban pese a que con la derrota por la mínima estaban clasificados, por lo que Katanets decidió mover el banquillo y obligar a los visitantes a defenderse.

De hecho, el jugador del Dinamo estuvo a punto de lograr el empate con un buen disparo desde fuera del área a los 72 minutos, pero el guardameta esloveno acertó a despejar a córner.

Una de las pocas ocasiones de los eslovenos la tuvo en su cabeza a la salida de un córner el autor del único gol del partido, César, pero su remate fue despejado por Pyatov a falta de quince minutos para el pitido final.

Por si fuera poco, los aficionados radicales de la escuadra local no ayudaron a su equipo, ya que lanzaron bengalas contra el área ucraniana, lo que obligó al árbitro a detener momentáneamente el encuentro.

En los últimos minutos los eslovenos lograron encerrar a los ucranianos a fuerza de empuje, pero fueron los visitantes los que aprovecharon un fallo de Kampl en el centro del campo para empatar en el minuto 97 por medio de Yarmolenko y sellar definitivamente su pase.

Ésta es la primera vez que los ucranianos se clasifican para una Eurocopa por méritos propios, ya que la de 2012 la disputaron por ser junto a Polonia uno de los dos países anfitriones.

– Ficha técnica:

1 – Eslovenia: Handanovic; Jokic, César, Ilic, Bresko; Khrin, Bezjac (Ljubijanjic, min.68), Kampl, Birsa (Lazarevich, min.); Pecnik (Ilicic, min.67) y Novakovic.

1 – Ucrania: Pyatov; Fedetski, Jacheridi, Rakitski, Shevchuk; Stepanenko, Ribalka, Sidorchuk (Garmash, min.61), Konoplyanka (Tymoschuk, min.94), Yarmolenko; y Selezniov (Kravets, min.80).

Goles: 1-0, min.10: César. 1-1, min.97:Yarmolenko.

Árbitro: Cüneyt Cakir (TUR). Amonestó a Cesar, Pecnik, Jokic, Lazarevich, Konoplyanka y Rybalka, y Bresko fue expulsado por roja directa.

Incidencias: partido de vuelta de la repesca para la Eurocopa de Francia disputado en el estadio Ljudski Vrt de Maribor ante unos ante 12.000 espectadores (lleno).

EFE