Con la mente puesta en el duelo ante Jamaica, la Selección Mexicana de Futbol trabajó este martes en las instalaciones de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) con un clima muy agradable.

Quedaron atrás las altas temperaturas a las que tuvo que enfrentarse en Phoenix, que obligó al equipo a cambiar sus planes, ya que en esta zona de Los Angeles, el clima es benigno.

Esta situación le agrada a los jugadores, que se pusieron bajo las órdenes del técnico Juan Carlos Osorio, quien ordenó intensidad en las primeras actividades.

Puso énfasis en la generación de jugadas por las bandas, con Hirving Lozano y Miguel Layún por derecha, así como Javier Aquino y Cándido Ramírez, a quienes les exigía centros favorables al rematador, en este caso se trató sólo de defensa como Néstor Araujo, Diego Reyes y Yasser Corona.

Del otro lado del campo, el resto de los jugadores practicaba disparos al marco para poner a prueba a Guillermo Ochoa y José de Jesùs Corona.

Al final, Osorio paró a dos equipos informales para un tipo de interescuadras, el cual interrumpía para corregir los movimientos de los jugadores y que llevarán a cabo lo que pretende.

El ausente en la práctica fue el volante Andrés Guardado, quien no podrá ser tomado en cuenta para el duelo ante los caribeños por suspensión.

NTX