La selección olímpica de México sufrió de más, pero al final logró venir de atrás para imponerse 5-1 a su similar de Fiyi, en partido del torneo de futbol de los Juegos Olímpicos de Río 2016, disputado en la Arena Fonte Nova.

Los goles de la victoria fueron obra de Erick Gutiérrez, a los minutos 47, 55, 57 y 72, para así convertirse en el primer mexicano en anotar cuatro tantos en un partido de Juegos Olímpicos, así como de Carlos Salcedo, al 67; Roy Krishna había adelantado a los de Oceanía, a los nueve.

Con este resultado, el cuadro mexicano llegó a cuatro unidades en el Grupo C, mientras que los de Fiyi se quedaron en cero, fuera de toda posibilidad de seguir con vida en el certamen.

El técnico Raúl Gutiérrez dejó en claro que había que tenerle respeto al rival y así lo entendieron sus jugadores, sin embargo, también cayeron en un terrible exceso de confianza que les complicó mucho este duelo y que los hizo ver muy mal en el primer lapso.

La selección mexicana pensó que con su etiqueta de campeón defensor era suficiente para ganar, un grave error que les costó verse abajo en el marcador apenas al minuto nueve en un balón largo en el que Alfredo Talavera salió mal, lo que aprovechó Roy Krishna para conectar un remate de cabeza al fondo de las redes.

Ni siquiera el verse abajo en el marcador sacudió al conjunto de la Concacaf, que siguió en su letargo, sin saber qué hacer ante un rival muy inferior, pero agrandado por la desconfianza e incredulidad que mostraban los mexicanos, que a excepción de dos acciones de peligro, nada pudieron hacer para merecer el empate y así se fueron al descanso.

La voz del técnico Raúl Gutiérrez debió haberse escuchado fuerte en el medio tiempo, ya que México salió con un rostro diferente para el complemento y solo 15 minutos le bastaron para darle la vuelta al marcador.

Todo comenzó al minuto 47, cuando Erick Gutiérrez, quien ya estaba más adelantado, recibió por izquierda un balón que pareció abandonar la cancha, algo que a él no le importó para controlar y meter un disparo potente pegado al poste.

A partir de ahí todo fue más sencillo, ya que el mismo Gutiérrez puso el segundo con otro disparo potente, al minuto 55, y al 57 logró el tercero al rematar un centro por derecha de Carlos Cisneros.

El Tri aumentó la ventaja al 67 en un tiro de equina que Oribe Peralta prolongó a la ubicación de Carlos Salcedo, quien solo la empujó al fondo de las redes, y al 72, con una “vaselina”, Gutiérrez firmó el quinto gol y el cuarto en su cuenta.

México ya no pudo ampliar la ventaja, pero con su reacción le bastó para lograr un triunfo que, además de los tres puntos, debe dejarles muchas enseñanzas a los jugadores que se jugarán el pase a la siguiente ronda ante Corea del Sur.

El arbitraje fue del egipcio Ghead Grisha, quien tuvo una buena labor; amonestó a Ratu Nakalevu (35) y a Anish Khem (70), por Fiyi, y al mexicano José Abella.

Alineaciones:

México.- Alfredo Talavera, José Abella, César Montes (Erick Aguirre, 70), Carlos Salcedo, Jorge Torres Nilo, Erick Gutiérrez, Michael Pérez, Rodolfo Pizarro (Carlos Cisneros, 34), Hirving Lozano (Alfonso González, 46), Marco Bueno y Oribe Peralta. DT. Raúl Gutiérrez

Fiyi.- Simione Tamanisau, Jale Dreloa, Atonio Tuivuna (Filipe Baravilala, 80), Alvin Singh, Praneel Naidu, Nickel Chand, Setareki Hughes (Samauel Nabenia, 70), Ratu Nakalevu (Ratu Waranaivalu, 60), Anish Khem, Iosefo Verevou y Roy Krishna. DT. Frank Farina.

NTX