Tomas Boy, técnico de Cruz Azul, está animado por debutar al frente del conjunto y fiel a su estilo señaló que ante Dorados se verá un equipo dispuesto a dejar todo en la cancha.

Indicó que estas dos semanas fueron intensas, ya que se trabajó en diversos temas para comenzar a integrar a sus jugadores, además añadió que estar en la dirección de Cruz Azul no representa presión sino “más bien es mediático. En una organización como está siempre se busca el éxito y se dará el mismo interés a la Copa”.

En relación a Dorados que también estrena técnico en Luis Fernando Suárez, expresó que no hay un parámetro de cómo jugará, pero se tiene el parámetro en los jugadores.

“No hay un parámetro pero están las características de los jugadores de ellos y de los nuestros y yo apelo en la calidad de los jugadores “, comentó al tiempo que agregó que lo anterior es independiente de la urgencia de Dorados por sumar puntos por su posición en la tabla y su lucha por el descenso.

Tomás Boy consideró estar animado por lo que viene, por ver al equipo en el terreno de juego y señaló que los silbidos y abucheos que pueda tener de la afición no le incomoda.

“Voy a dar todo para que este equipo -Cruz Azul- juegue lo mejor y tenga esta inercia negativa transformándolas en cosas positivas”, aseveró.

El timonel afirmó que su llegada a Cruz Azul ha sido buena a tal grado de “estar muy animado en lo que se refiere a la parte externa, estoy muy contento de trabajar aquí y espero dar mucho de lo que la gente pide”.

Comentó que se necesitará de mucha armonía para dar un cambio satisfactorio “Lo que propongo es mi trabajo, mi estilo, daré todo lo que sé, lo que está en mí y prometo el mejor trabajo posible. Las cosas van a salir bien”.

NTX