El técnico de Cruz Azul, Tomás Boy, admitió que Cruz Azul estuvo errático en el juego por el pase a la final de la Copa MX, ante un Necaxa que tuvo una actitud “tremenda” en cada una de las zonas de juego para avanzar a la final ante Veracruz.

“Tenemos que admitir que Necaxa hizo todo lo necesario para salir con la victoria. Su actitud fue tremenda en la cancha”, afirmó.

Aceptó, sin embargo, que no puede decir lo mismo de sus jugadores, quienes cometieron varios errores, “los cuales no se pueden cometer, y además creo este es el peor partido que ha jugado mi equipo desde que soy técnico de Cruz Azul”.

Boy aseguró que las fallas no fueron individuales, sino colectivas, “hubo centros malos, pases equivocados, jugadores que no querían la pelota, la verdad no quiero que esto le quite méritos a Necaxa, que hizo un tremendo partido”.

Refirió que el cuadro necaxista deseó más la victoria que su equipo y, por consiguiente, salió con un resultado que siempre quiso. “Merecía llegar a la final. Hoy tuvimos un día malo, todos somos responsables, la formación que he usado en diferentes partidos ahora no funcionó”.

“En general, hicimos un partido muy por debajo de las circunstancias y admitir que el Necaxa hizo todo lo mejor, mereció la victoria. Merecimos la derrota justamente”, señaló.

Asimismo, consideró que cuando se tienen fallas como las de esta noche simplemente se fracasa, “el equipo tenía la ilusión de llegar, pero no llegamos como Dios manda, sobre todo jugando en casa ante un escenario como el que se tuvo”.

NOTIMEX