El quarterback de los Patriotas, Tom Brady, ha llegado a un acuerdo con el equipo para extender su contrato por dos temporadas. Brady jugará en Nueva Inglaterra al menos hasta la campaña 2019 cuando el mariscal de campo tenga 42 años.

Hace unos meses, Brady declaró que tenía la intención de jugar diez años más, a pesar de que está cercano a una edad que generalmente lleva al retiro en la NFL. El quarterback ha ganado cuatro Super Bowls y de mantenerse activo hasta 2019 podría romper las grandes marcas que actualmente pertenecen a Peyton Manning, quien podría retirarse esta misma semana.