Será una prueba difícil, pero no imposible, así lo visualizó el equipo Toluca, que este jueves se medirá en Brasil al Sao Paulo con la consigna de sacar ventaja en los octavos de final de la Copa Libertadores de América 2016.

El cuadro choricero de gran fase de grupos en el certamen, líder del “Grupo de la Muerte”, quiere estirar su buen paso en este torneo sudamericano, sin importar que a nivel local los resultados vayan diferentes.

La escuadra escarlata depende de un milagro para entrar a la liguilla del futbol mexicano, por lo que más de la mitad de su fortaleza está enfocada en la Libertadores, donde busca trascender.

El hecho de hacer una buena ronda de grupos suponía un rival más cómodo para Diablos Rojos, sin embargo el destino lo emparejó contra Sao Paulo, un rival brasileño que ha sido dolor de cabeza para clubes mexicanos en etapas decisivas.

La cancha del estadio Cícero Pompeu de Toledo, coloquialmente conocido como Morumbi, será el escenario donde la escuadra mexicana tratará de sacar un resultado positivo, una vez que el choque comience este jueves a las 19:45 horas tiempo del Centro de México.

Debido al valor del gol de visitante, a Toluca le satisface al menos empatar, pero con goles para recibir la siguiente semana la revancha en la cancha del estadio Nemesio Díez, con su afición y la altura a su favor.

El cuadro mexiquense deberá tener especial cuidado con el ariete argentino Jonathan Calleri, quien es el goleador actual del certamen con ocho dianas.

Este emparejamiento, a causa del área geográfica, originó que ambos conjuntos tengan que hacer un largo viaje en condición de visitante, con más de siete mil kilómetros recorridos, algo que podrá mermar un poco más a Toluca, que tiene la Liga MX, en tanto el equipo paulista entra en acción a mediados de mayo en el certamen brasileño.

NOTIMEX