La espera concluyó y los Diablos están listos para reaparecer en la escena internacional. El equipo de Toluca inicia la que será su tercera participación en Copa Libertadores, la noche de este miércoles en casa y con Gremio de Porto Alegre como rival, en lo que se anticipa, será un gran espectáculo en lo futbolístico en la búsqueda de una victoria que deje claro que este equipo mexicano quiere trascender en la importante justa.

Toluca participó por primera vez en Copa Libertadores en 2007, justa en la que debutó el 21 de febrero de ese año, con triunfo como visitante al son de 1-2 sobre el Cienciano de Perú; para su segunda participación, en la edición 2013 de la Copa, los rojos hicieron lo propio sorprendiendo a Boca Juniors, con triunfo 1-2 en La Bombonera de Argentina, para el debut que tuvo lugar el 13 de febrero de 2013.

Ahora, tres años después de ese emotivo triunfo, los Diablos debutarán en una nueva edición de la Libertadores, en casa frente a Gremio de Porto Alegre, y esperan emular los inicios ganadores en apariciones anteriores de este torneo de la Conmebol.

Si bien el cuadro rojo no tiene el mejor paso en la Liga MX, sí ha demostrado tener buen futbol, de ahí que este es el momento de demostrarlo no solo con buen juego, sino también con goles y un triunfo que fortalezca la confianza y les permita ir con paso sólido en la Copa.

Los Diablos no la tendrán fácil, pues compiten en el Grupo 6, considerado también el grupo de la muerte, pues además de Toluca lo conforman tres equipos que ya han conquistado el título libertadores: Gremio de Porto Alegre de Brasil; San Lorenzo de Almagro, de Argentina y Liga Universitaria de Quito, de Ecuador.

COMUNICACIÓN